martes, 9 de septiembre de 2008

Palomas burguesas

Entre los muchos seres que me han perdido el respeto en las últimas décadas, ningún caso es tan ostensible como el de las palomas. Yo no sé qué les ocurrió. Cuando era chico e ingresaba a la plaza, volaban despavoridas en todas direcciones. Envalentonado por la fuga, apuraba mi paso en medio de la dispersión de pájaros. Plumas, alas, movimiento y el abandono de las miguitas de pan que les tiraban algunos ancianos, desde sus eternos bancos rojos.

Ahora la situación es distinta. Las palomas se aburguesaron. Cuando cruzo la Plaza Congreso tengo que aminorar la velocidad porque, pesadas, apenas si se mueven. Caminan, ya no vuelan. Me miran con desprecio, me invitan a cambiar mi recorrido, pero yo estoy rodeado por ellas. Avanzo con cuidado y, a veces, simulan un vuelo que no es más que un salto, sólo para conformarme.

Pero en algunas ocasiones estoy apurado. Necesito llegar hasta la otra esquina con rapidez. Las atropello con paso firme y entonces sí, sacuden sus alas y se elevan. Pero lo hacen sin gracia, en forma torpe y desacostumbrada. Siempre tengo la sensación de que el cansancio de su fuga va a llevarse mi rostro por delante. Entonces me agacho un poco y me convierto por unos segundos en otra estatua viviente.

No sólo me molestan al disputarme la plaza. También lo hacen al disputarse algunas porciones de mi fantasía. Durante mucho tiempo me pregunté cómo harían para adiestrar a las palomas mensajeras. Cuando tengo una inquietud de este tipo no llevo a cabo un método clásico. No le pregunto a alguien con mayores conocimientos ni abordo una enciclopedia ni busco en Google. Las soluciones fáciles son para espíritus más perezosos que el mío. Cuando yo no sé algo, intento deducirlo sin ayuda. Cualquier otra opción, es como mirar la respuesta de un crucigrama: una verdadera cobardía.

Supuse, entonces, que habría tipos que se emplumarían el cuerpo, para ganarse la confianza de las aves. Circularían en torno de ellas con aire disimulado y poco a poco les recitarían todos los nombres de la guía Filcar, para que pudieran orientarse. Avenida Santa Fe y extenderían sus alas. Avenida del Libertador y señalarían puntos específicos de un mapa. Avenida Córdoba y les recomendarían eludir la zona de aeroparque para evitar el tráfico.

Con el tiempo, apareció un conocedor de estas cuestiones (¡nunca faltan!). Sin que yo le preguntara, me corrigió. Me explicó que estaba en un error y me detalló un método mucho más simple y notablemente menos interesante que el que yo había alcanzado. Un método tan torpe y carente de ingenio, que voy a callar para permitirte, lector, el placer de desconocerlo.

Éste es el secreto de mi escritura. Si es que tiene algún valor, su fuerza no radica en lo que narro, sino en lo que silencio. Mientras otros escriben genialidades, yo apenas me esfuerzo en disimular las torpezas de un mundo que, a veces, se mueve sin talento y vuela en forma torpe, como una paloma aburguesada.

40 comentarios:

Claudio Gabriel Alvarez Tomasello dijo...

Las muy tétricas...

Un lujo, leerte.

Fritz dijo...

muy creativo, felicitaciones.
Federiquito

PiojoPromiscuo dijo...

me hiciste acordar al capitulo de Seinfeld donde George pisa unas palomas y se justifica con Jerry diciendo que hay un trato entre ellas y los humanos de volar cuando se aproximan estos ultimos y que no fue respetado en su caso ("we've a deal" gritaba exasperado).
que bien que escribis turro, te felicito, es un placer leerte.

Arlequín dijo...

Para mí que están complotadas para ignorarte.
confesá...si fuiste capaz de cometer payacidio, ¿qué les habrás hecho a las palomas?

Arlequín dijo...

Es peligroso lo que hacés.
Las cosas que no decís pesan mucho más que las palabras. Y generan respuestas.
Uf ! Estoy críptica hoy.

De veras que te leo con el corazón.

Beso

piojosa dijo...

yo creo que están adelantadas y ya superaron los problemas de estres de los que se habla ultimamente.
y tambien creo que hacen yoga.

Martín dijo...

Claudio y Federiquito: Gracias por los elogios. Del 1 al 5 pueden pasar a cobrar el cheque correspondiente (miren qué temprano pago, en otros blogs te bicicletean muchísimo).

Piojopromiscuo: Si tanto te gusta Seinfeld, te recomiendo Curb your enthusiasm, creado y actuado por Larry David, el autor oculto de la otra serie, el George de la vida real.

Arlequincita: Hay algo inquietante en tu sugerencia. Las palomas que me ignoran, ¿no serán palomas esquimales? Con todo esto, creo que la opción más sensata es sufrir agorafobia y quedarme encerrado en mi casa por unos cuantos meses.

Piojosa: El problema de los que hacen yoga (que no es un problema de la disciplina) es que empiezan a mirar el mundo con otros ojos y cada vez que no estás de acuerdo con algo de lo que dicen, te miran en forma condescendiente y uno sabe que están pensando una frase como: "ya vas a evolucionar y alcanzar mi nivel de verdad, pobre perdido". No quiero ni pensar qué nos podrán hacer las palomas si se suben al caballo.

Psicologa con problemas dijo...

No hay bicho mas al pedo que las palomas, seres sucios que no demuestran ningun tipo de expresividad, hacen un ruido raro, cagan por todos lados y traen ITA...
Si por mi fuese mataria a los colombofilos por hacer qeu en este mundo se reproduzcan estos bichos

Martín dijo...

Psicóloga con problemas: Es interesante tu solución. Odiás a las palomas, entonces matás a los colombófilos. Porque podrías matar simplemente a las aves, pero no, matás a sus admiradores.
Muerto el perro...

PiojoPromiscuo dijo...

Tengo la primera temporada Martín, no me engancho mucho.Creo que lo de Seinfeld radicaba en el combo E.Bennes, Costanza, Jerry y Kramer. Pero bueno, este no es el tema. Mi pulgar para arriba para las palomas, nunca vi a una paloma tirando un pucho encendido desde un balcón ni escupiendo desde un auto en marcha, por lo pronto, cagar, cagamos todos, y si es por cantidad y consistencia, menos mal que los perros no vuelan.

Martín dijo...

Piojopromiscuo: Sí, claro, la combinación de personajes fue perfecta, pero no me disgusta lo de Larry David tampoco.

¿Cómo te atrevés a levantarle el pulgar a las palomas después del comentario de Psicóloga con problemas? Eso es ser un tipo valiente. Mis felicitaciones.

Arlequín dijo...

Tal vez si probaras disfrazándote de paloma podrías ganarte su confianza. Eso sí, no te cruces con la psico con problemas, porque ante la duda, seguro que dispara.

Besos

difícil la tipa dijo...

No sé cómo decírtelo: se rumorea que son esquimales emplumados...
Muy bueno hombre!!

Alejandra dijo...

Tu blog me gusta cada vez más.

Martín dijo...

Arlequincita: A veces disfrazarse de paloma es un trabajo riesgoso. Si descubren el engaño, atacan.

Difícil la tipa: Podría dársele al asunto una interpretación política: son los esquimales que envían a las palomas (a quienes les pagan) para desestabilizar. Siempre queda bien señalarse como centro de una cosnpiración.

Alejandra: Bueno, muchas gracias. Me alegra mucho compartir estas divagaciones y fobias con ustedes, que en soledad se padecen, pero en compañía se disfrutan.

Psicologa con problemas dijo...

BASTA!!
mi solucion esta dentro de mis posibilidades, en la argentina debe haber (estoy por tirar cualquiera) supongamos 300 colombofilos, y palomas 3.000.000.

Entonces Martin... no es un delirio mi pensamiento!?
Y Vos PIOJOSO PROMISCUO; seguarmente que NO vivis en un lugar donde las palomas habitan (entre el aireacondicionado y el techo), hacen ese ruido rarisimo que termina por despertatte, miras al balcon todo cagado.
Prefiero mi perro o Un fumador empedernido.

Martín dijo...

Psicóloga con problemas: Es más fácil liquidar a 300 tipos que a 3.000.000 de palomas. Sí, puede que tengas razón. Principalmente porque las palomas en patota suelen ser algo violentas. Al menos eso es lo que recuerdo de la película de Hitchcock.

Monica dijo...

Me gustó tu nuevo frente,buen color y el pensador por ahí descansa un poco la espalda de tanto estar en esa posición.
Respecto a las palomas están pesadas porque se comen los alimentos balanceados de los perros (por lo menos de las mías, que las matan sin miramientos)y ya pasaron a la categoría de colombas obesas.
Con irte a cualquier Sociedad Colombófila te hubiesen explicado en forma simple y sencilla como hacen para adiestrarlas.
Para poner un huevo son increiblemente estúpidas,pero eficaces para llevar un mensaje.
Personalmente aunque -son el símbolo de la Paz-me dan un poco de asquito.
Son muy sucias y yo a la suciedad...¡le tengo fobia!
Kissss.

Martín dijo...

Mónica: Entonces, tu teoría es que las palomas no me perdieron el respeto, sino que, simplemente, están comiendo más de lo debido y eso las vuelve lentas y torpes y yo no estoy involucrado en este cambio. Sos una Copérnico, capaz de cambiar mi teoría martincentrista. Las palomas no cambian por mí, sino por el alimento balanceado. ¿Qué tal?

Dicen que el modelo heliocéntrico es una de las teorías más importantes de Occidente. Yo creo que es una de las más dolorosas.

vanina dijo...

:) Pobres palomas, si las jubilamos de buenos aires?

Martín dijo...

Vanina: Creo que definitivamente sería un pésimo abogado. Cuento mis penas causadas por las palomas y ¿qué provoco?. Un "pobres palomas". ¡Pobre Martín!
Menos mal que no soy fiscal, porque si genero lástima por el agresor, tendría realmente poco trabajo.

Caruso dijo...

Me cagaste, espere hasta la última linea para ver que era lo que te habían enseñado, y... ¿No me lo vas a contar?

Yo también las veía huir cuando era niño, nunca supe porque huían cuando me les acercaba ¿Sus instintos? ¡Nunca quise hacerles daño!

Aveces me sorprendo cuando veo en las películas ancianas que alimentando las palomas, se gana su confianza. Supongo que eso es el truco: Dad y recibiréis. Ella les da comida, y ella recibe cariño.

Paraiso Teens dijo...

Yo siempre pense que cuando muchas palomas vuelan en circulos sobre mi cabeza estan buscando el momento exacto como para no errarle...

Muy bueno tu blog... y esta interesante eso de ''comentario x comentario''

Va un banner x banner?
Yo tengo lugar ;D

Martín dijo...

Caruso: No, justamente es al revés. El regalo que te hago es no decirte nada del adiestramiento de las palomas. Es mejor vivir con ese desconocimiento.

Paraiso teens: Gracias por el elogio.
Lo de los banners, soy medio tonto para hacer cambios. Cada vez que intento hacer uno, hago macanas.

Claudio Gabriel Alvarez Tomasello dijo...

Para la psicóloga, un fragmento de un tem de Les Luthiers:

"L´otro día caminando por la calle, vía ala gente odiar y luchar... y por eso en mi canto yo les digo, lo mejor es no salir a caminar . Chin."
(Homenaje a Huesito williams)

=Jota= dijo...

ah, pero está muy bien esto

salvo por la verificación de palabra, una molestia innecesaria

gabita la pibita dijo...

Y las palomas q te garcán el auto????Esas son de temer ,arruinan la pintura y eso el seguro no lo cubre!!!Ese ruido q hacen es insoportable ,y cada vez hay más!El balcón te lo invaden ,hacen nidos en las macetas ,digo yo ¿Para q sirvén las palomas en esta ciudad? Las descaradas ahora se posan sobre las mesas de los bares y picotean la comida .Para mi ahora se han convertido en ratas voladoras.me cag...en Picasso ,q palomita de paz ni opcho cuartos ,ahora son gordddas y grisssses y se pelean entre ellas ,son malas,no sé q paso!

difícil la tipa dijo...

Ay Martín!!!
Por qué no te hice caso y seguí feliz... en la absoluta ignorancia. Por qué??? Por quéee?? tuve que ponerme a googlear! Si ni siquiera me simpatizan las palomas!
Qué desilusión!!

Sarabloga dijo...

Martin...
Te leo, me rio, te admiro, te critico y tu en la otra parte del continente resulta que me ignoras....no quiero que sigas siendo mi esquimal. Yo soy una venezolana que espera que la rutina del dia termine para correr a tu encuentro y el de tu fabulosa elocuencia narrativa. Pues hoy me presento. Tengo un blog que te invito a que le des una ojeada pero no me juzgues...escribo cosas dulces y muy bien adaptadas a la sociedad pero en realidad soy medio salmón, como tu. Me gusta tu estilo sombrío y rebelde, despues de leerte siempre quiero mas.Nos vemos en tu próxima fantástica ocurrencia...estoy aqui esperando

Psicologa con problemas dijo...

pasaba esperando una nueva ocurrenicia, entonces digo HOLA! por no decir CHAU.-

Martín dijo...

Todos: Me demoré mucho en contestarles. ¿Saben? Es una pésima idea ser obsesivo y decidirse a pintar las puertas de un placard. Te volvés loco, porque una línea amarilla se pasa al territorio del blanco y viceversa. Por eso estuve algo ausente y, para colmo, me faltan dos puertas grandes y cuatro chiquitas más.

Jota: No entendí lo de la verificación de la palabra. Me falta lucidez hoy. Perdón.

Gabita: Si querés, puedo apoyarte en lo del rechazo a las palomas, pero creo que plantearse para qué sirven en esta ciudad es por lo menos peligroso. Mirá si alguien alguna vez se pregunta para qué sirve Martín en Buenos Aires y me terminan deportando.

Dificil la tipa: Te lo dije. Mirá que no hacerme caso a pesar de todas las advertencias.

Sarabloga: Bueno, gracias por leer el blog y también por comentar. Es importante que me espíen, pero también que me toquen el timbre y me saluden cada tanto. Piensen que yo me amparo en la tecnología e instalo contadores de visitas, pero desconfío de ellos. Creo que me mienten un poco. Pero cuando me escriben, tengo la comprobación empírica de su visita.

Psicóloga: Mañana a más tardar escribo algo (si las puertas del placard me lo permiten), así no te vas tan rápido la próxima vez.

Monica dijo...

Martín no quiero imaginarte (aunque te imagino)dentro del placard, peleando con los colores que no tienen conducta y van encimándose uno arriba del otro, desesperando la prolijidad de tus más sinceras intenciones.
Salí a respirar el aire fresco y te recibiremos con ansias de leerte que siempre es un placer.
¿No hay bichos ahí adentro,no?...
De pronto pensé en Kafka,no me preguntes porqué.
Saluditos.

TT dijo...

Odio a las palomas. Todavía recuerdo el día en que salvé a una de las garras de un gato y cuando la ví bien de cerca estaba llena de bichitos caminándole por todo el cuerpo.
Yo también me quedo con su interpretación de cómo amaestran las palomas, es mucho más tierno...

Martín dijo...

Mónica: No vi bichos en el placard, pero basta que alguien los mencione para que deje de parecerme un lugar seguro.
Hacer una línea recta en el placard es francamente complicado. Y eso me obliga a hacerme una pregunta: sé que para hacer una línea recta, son necesarias una regla y escuadra, ¿pero cómo se habrá construido la primera regla del mundo?
El que busca la respuesta en el Google es un verdadero cobarde.

Tt: Es increíble cómo la realidad destruye la poesía de un acto generoso. Una paloma salvada de las garras de un gato tiene el deber moral de estar sumamente prolija.
Ahora, probablemente tu destino no era salvar a la paloma, sino a los bichos.

Monica dijo...

Si tenés buen pulso,apoyás la mano izquierda sobre la pared,embebés el pincel le quitás excedentes y sobre la mano que te sirve de soporte vas haciendo la línea.A mi me sale bien y no hago desastres, con paciencia se gana el cielo.
Cualquier duda,preguntame.
Me alegro de que no te aterrara una cucaracha o te llevara por la calle del espanto algún otro insecto...
¡Sano y salvo!
Cariños

Martín dijo...

Mónica: Me recordaste a Telescuela técnica, pero en otro formato. La dificultad radicaba en este caso en pintar de otro color una varilla muy fina con un pincel algo grueso. Te preguntarás por qué usaba un pincel un poco grueso. Bueno, esa es otra de las fascinantes contradicciones de mi temperamento (o porque soy un estúpido). Finalmente, el ferretero me vendió algo que llamó pincel de filetero. El asunto se simplificó bastante, pero todavía no terminé la tarea.

Eushinashina dijo...

La primera regla del mundo seguramente se confeccionó utilizando algún modelo existente en la naturaleza. La naturaleza nos da sobradas muestras de "perfección". Al fin y al cabo, decir que una regla es "perfecta" así como está creada, no es más que una convención del hombre.

PD: jota en su comentario se refería a la palabra que hay que introducir antes de poder comentar!. seguramente alguien ya hizo esta observación! jijij ^^

Martín dijo...

Eushinashina: tengo una facilidad enorme para olvidar nombres (dicho así, este defecto parece una virtud). Del tuyo ya aprendí la primera sílaba. Para escribir el resto, tengo que leerlo varias veces. Si me seguís visitando, seguramente lo podré repetir de memoria en menos de 6 meses.
Estoy admirado por tu habilidad para entender a qué palabra se refería Jota. Sí, es verdad, ya me lo habían dicho antes, pero no sé cómo sacarla. Cada vez que encuentro un tutorial para usar el Blogger, me explican con lujo de detalles cómo hacer para inscribirme. ¡Pero eso ya lo sé y, de hecho, ya lo hice! Lo otro, lo importante, me lo escatiman.

Eushinashina dijo...

Podès llamarme Marìa Eugenia.
Me pasò algo similar con mi caàmara de fotos, yo querìa saber còmo sacar fotos automàticas... y el manual no decìa nada, entrè a la pàgina de la marca, pensando que la informaciòn serìa màs detallada y tampoco. Me obligaron a la prueba y al error. Pero lo logrè, ja!

Por otro lado... ustedes los escritores de blogs tienen siempre la tendencia de seleccionar, para contestar,la parte que el comentarista menos se imaginarìa. Casi q no iba a escribir la PD...

saludos desde còrdoba :D
verificaciòn de palabra: gpdwi

Martín dijo...

María Eugenia: Sí, realmente es mucho más fácil llamarte así.
Es complicado eso de que el otro aprecie algo distinto de lo que vos considerás interesante. Recuerdo una noche en la que me encontré con una amiga para que me contara qué le había parecido un cuento que había escrito yo. Me dijo:

- Me encantó - y yo me puse contento -. La historia me pareció buenísima.

Para mí, la historia era una excusa. Fue una verdadera decepción su comentario. Ahí entendí que no sólo queremos que nos quieran, sino que queremos que nos quieren por los motivos que nosotros consideramos adecuados. Somos bastante pretenciosos.