viernes, 3 de octubre de 2008

Una de cal y otra de arena

El otro día recibí un correo electrónico de un sitio web que distingue con un link todos aquellos blogs que considera interesantes. Por uno de esos grandes misterios Divagaciones y otras fobias recibirá una mención el día 10 de octubre.

Todas las personas que, con o sin talento, tenemos algún tipo de aspiración literaria, cuando valoran nuestros escritos consideramos que al fin se hizo justicia y cuando somos ignorados pensamos que el concurso estaba arreglado y que seguramente ganó el cuñado de uno de los honorables miembros del jurado. En este caso, el sitio web del que estoy hablando, destaca un blog por día. Supongo que ya se les terminaron los familiares, empezaron a premiar en forma indiscriminada y yo me veo beneficiado por esta circunstancia.

Entusiasmado, como todo aquel que recibe un premio, pensando frases célebres como "se lo dedico a todos aquellos que creyeron en mí", palabras que nunca pude utilizar ya que nunca nadie creyó en mí (y lo bien que hacen). Intenté ver el sitio que había decidido que el 10 de octubre fuera mi día. Escribí la dirección, apreté Enter, con soberbia, y después de unos segundos pude leer que Internet Explorer no podía conectarse y me recomendaban una serie de soluciones incomprensibles o que intentara más tarde. Obviamente, escogí la segunda opción.

Cabe señalar que "más tarde" adquiere distintos significados cuando uno está ansioso. De todas formas, tuve que interpretarlo en sentido amplio ya que el monitor me devolvía siempre la misma respuesta.

- ¿Cómo puede ser - me dije - que la única vez que recibo un premio - esta sentencia no es del todo cierta, ya que una vez gané una bicicleta con una tapita de Coca-Cola -, desaparezca el que lo otorga? ¡Definitivamente los dioses están en mi contra!

Creyéndome víctima de una maldición cósmica, intenté distintas soluciones. Hasta que comprobé que el único maleficio que me acecha es Fibertel, la compañia proveedora de Internet. Después de un par de días de frustración, logré contactarme por medio del viejo módem y el cable del teléfono y ahí estaba el sitio, tan visible como siempre. Por suerte descubrí esto antes de suicidarme o convocar a un brujo para que me pasara un sapo muerto por la cara.

30 comentarios:

ZoePé dijo...

Lo primero que hubiera hecho yo, si me permites la sugerencia, es cambiar a Firefox. Nunca se sabe cómo funcionan los hijos engendros de Bill Gates.
Y no sé si fue a propósito, pero no me enteré de la dirección del blog premiador y ya me picó la curiosidad.

Gurisa dijo...

Coincido con la recomendación de Zoepé: cambiate a Firefox, es gratis y más rápido. Otra opción sería Chrome (de Google), aunque todavía está en fase beta. ;)

Martín dijo...

Zoepé y Gurisa: Por lo visto, tengo muchísimo que aprender todavía. Bill Gates la hizo bien, porque le dejó un montón de problemas al mundo y vendió Microsoft. Pero me pregunto, ¿usará sus productos?
Y el nombre del sitio no lo puse, porque se supone que debería poner un link el 10 de octubre. Igual, es previsible: se llama El blog del día.

ZoePé dijo...

Martín y ahora que ya entendí de qué va el asunto, muchas felicidades!!!!

Licuc dijo...

Felicitaciones, por algo será el reconocimiento y confieso que eso como los comentarios son la gasolina que uno agradece para seguir escribiendo.
Ahora me imagino cómo sería la escena de tu espera ansiosa frente al pc mientras la página cargaba, porque si hay un buen modo de tortura para alguien acostumbrado a la banda ancha -a veces no tan ancha- es permitirle que se conecte pero por medio del teléfono.
Felicitaciones y gracias por pasar a leer y comentar en mi blog.

PiojoPromiscuo dijo...

Martin, me imagino la ansiedad y desilusion inicial, me hiciste acordar cuando volvi corriendo del laburo (trabajo de noche) para la graduacion de mi hijo, me perfume y todo. Cuando ibamos camino a la facu con mi esposa y mi hijo menor, nos llama el graduado para avisarnos que no fueramos, que se equivoco y que la graduacion fue el dia anterior.

Martín dijo...

Todos: Gracias. Lo de la decepción, la ansiedad y la impaciencia, todas juntas en un sólo cuerpo y, para colmo, el mío, fue complicado. Con estos comentarios me recuerdan el episodio de un dinosaurio de juguete. Se los contaré en otra ocasión.

Claudio Gabriel Alvarez Tomasello dijo...

Comprendí muy bien lo de la ansiedad.
Usá Firefox, Martín. Hacele caso a los tíos.
Espero no te agrandes, pero hay otro premio del que no hablás...
Para algunos de nosotros ya no sos el blog del día, sino el de a cadaratoaverquepasa.
Microsoft... ¡Qué país!
No e vida.

difícil la tipa dijo...

Qué bárbaro, Bill Gates y sus secuaces demuestran una vez más que el dinero y el poder no son lo más importante. Cuando ven ahí un espíritu sensible tienen que castigarlo. Al final, no son más que una manga de pisabrotes!!
Ah... muy buena la estrategia "detecta cholulos" de no mencionar el link en el texto original.
Igual, por ahora el fans clú sigue en espera!!

Nana dijo...

Me matan tus comentarios en la peleadora y recién hoy entré a tu blog. ¡Felicitaciones! por todo :D

Martín dijo...

Claudio: Igual, en esta ocasión era un problema de Fibertel y no una nueva fechoría de Bill.
Con respecto a que el blog se convierta en una visita frecuente, debo decir que me alegra, porque yo también me paseo por acá varias veces por día, algunas más de lo saludable. Y, creo que ya lo dije por acá alguna vez: si no podemos ser cuerdos, por lo menos seamos muchos.

Difícil la tipa: ¿Tendrá Gates un club de fans?

Nana: Si mis comentarios te matan, entonces empiezo a entender por qué a Difícil la tipa le resulta tan complicado precidir mi club: porque se me mueren los fans.
Gracias por el elogio y bienvenida.

mariaM dijo...

Hola Martin,soy la de la M al final, muy agradecida por tu bienvenida en el blog de Aguirre, te deje un mensaje en "las flores del mal", # 944 lo leiste?,en el te cuento como descubri tu excelente blog, siempre buscando buena lectura. Yo no creo que sea un misterio lo de la mencion, si no que se esta premiando algo bueno y de alguien con talento.Te dieron la bicicleta?. Ya estoy entrando en El blog del dia, un abrazo y seguire paseando por aqui...Maria Morel

Pablo J dijo...

Este asunto de los premios es bastante curioso. El otro día del blog de una amiga me recomendaron para uno. Aún no lo he publicado (soy de lo peor), pero me da mucha curiosidad el hecho de que la página que da los premios es un blog que vende vainas sobre el poder del pensamiento y esas cosas, y si recibes el premio hay que colocar el link. Esta parte me quitó las ganas de recibirlo porque me parece más una estrategia de ventas.

Igual se lo agradezco a la amiga que me lo dio porque sé que lo hizo con buena intención.

"La curiosidad mató al gato" dicen por ahí, habrá que ver si lo mató lo que encontró o la angustia de tener que esperar para descubrir lo que buscaba...

Que tengas un buen día...

P.D.: Bill Gates sí tiene club de fans... en facebook... (guacala)

Pablo J dijo...

Ah.. se me olvidaba... cambiate a Firefox. Es muchísimo mejor que la porquería de internet explorer. Hace más de un año me dieron ese consejo, dudé mucho en seguirlo pero mis problemas con el explorer me empujaron a probar y bueno... descubrí que es lo mejor.

Entre otras cosas... podés hacer algo con la "Verificación de la palabra" para los comentarios?? Es un fastidio.

Martín dijo...

Mariam: Creo que no había leído ese comentario tuyo. Y es raro, porque dos o tres intervenciones más tarde, aparezco yo. Pero bueno, tenés que pensar que estás comunicándote con alguien que alguna vez reconoció haberse evadido de una conversación. Cuánto más fácil es hacer eso mismo con un texto.

Gracias por el elogio. Querría contestarte humildemente y decir algo como: "no me lo merezco". Pero tengo miedo de resultar demasiado convincente y que terminen pensando: "tiene razón, no lo merece y no sé qué hacemos perdiendo el tiempo acá". Vos sabés que uno no es persuasivo cuando quiere, sino sólo cuando puede.

La bicicleta me la dieron. La tuve que ir a buscar hasta Amancio Alcorta y no sé qué otra calle. Era chiquita, así que me la terminó pidiendo mi tío para su hija a cambio de una supuesta suma de dinero, que se transformó en la promesa de un regalo, pero terminó siendo una nada con un moño enorme. Ves que la historia es siempre circular: un premio y una pérdida, una de cal y otra de arena.

Pablo J: Sí. A mí, cada vez que alguien me quiere dar una palmada de felicitación en la espalda, también me entra la desconfianza. Siempre creo que me quieren colgar un cartel que diga: "pegue fuerte" o cualquier clase de insulto.
El secundario puede ser un lugar cruel y puede dejar secuelas visibles y trágicas.

Aún no sé cómo sacar la palabra de verificación. Si alguien puede brindarme ese dato, lo haré gustoso.
Cada vez que busco información de Blogger en Internet, me explican con lujo de detalles cómo inscribirme, cosa que, evidentemente, ya sé y de hecho ya hice. Pero los aspectos importantes me son escatimados.
De todas formas, dejar la exigencia de escribir una clave para dejar un comentario puede ser un consuelo. Imaginate que todos decidieran abandonarme e ir a blogs más auspiciosos. Al menos tendría el pretexto de decir: "lo que pasa es que se aburrieron de la palabra de verificación". Mirar dónde está la salida de emergencia, a veces puede resultar útil.
Es bueno verte de nuevo por acá.

Dalma dijo...

Felicitaciones por el premio!!!

Cuando lo recibas no te olvides de decir "gracias a APTRA" y "que viva la ficción carajo!"

Así que tambien sos un suicida en potencia??

Yo tenia pensado meter la cabeza en el horno cuando cumpliese 40, ahora que cada año que pasa estoy mas cerca, decidí postergarlo para cuando tenga 45.

Gracias por tu paso por mi blog

Saludos!

Martín dijo...

Dalma: En realidad, los premios no deberían ser dedicados a amigos sino a enemigos. Mirá cómo cambia esta oración, con una pequeñísima transformación:

Se lo dedico a mi familia que siempre creyó en mí.

¡Se lo dedico a mi familia que nunca creyó en mí!

La primera me invita al sueño y la segunda me llena de ganas de saber más (lo cual habla muy mal de mí: podrán decir que soy una mala persona, pero no soy el único).

Ana dijo...

Excelente blog che, por qué no lo conocí antes? En todo caso, porque no pasaste antes por el mío, así que gracias (por pasar y por poder conocer este)

Feliz premio anticipado! Calculo que puedo decirlo aunque falte. O esto es como el cumpleaños y trae mala suerte?

Nos leemos!

Arlequín dijo...

Hola Martín : delivery de ayuda bloggerística :

---Cuando entrás a publicar nuevas entradas, clickeá en configuración, comentarios, bajá por la página y te pregunta si querés la verificación o no.

Ahora te toca buscar otra excusa para la fuga de lectores.

Besos tristones

Arlequincita

difícil la tipa dijo...

Y si, era fácil que B. Gates tuviera su club de fans. El mundo está lleno de exitistas fácilmente impresionables.

Martín dijo...

Ana: Muchas personas entienden que la liberación femenina consiste solamente en que las mujeres puedan abordar a un tipo y no esperar sentadas a que éste las cabecee para bailar un tango. Supongo que las propuestas del feminismo son algo más amplias e interesantes que lo que el saber popular les adjudica. Pero, de todos modos, en estos tiempos que corren, ¿era necesario que yo te fuera a buscar?

Esperemos que la anticipación del saludo no traiga ninguna consecuencia nefasta. Si no les escribo más, es porque tuve algún accidente grave, y, en ese caso, vos deberías sentirte algo culpable y mandarme una bonita corona.

Arlequincita: Bueno,seguí tus recomendaciones y se supone que la palabra de verificación no está más. Si no es así, habrán comprobado empíricamente mi torpeza, que tanto empeño me lleva disimular.

Difícil la tipa: No, no era tan obvio que Bill tuviera un club de fans. Se dice que la gente tiende a apoyar al más débil y no al más fuerte. ¿Será que los tiempos cambiaron, que las hinchadas se avivaron y que el "aunque ganes o pierdas" ha quedado en desuso, como una costumbre curiosa de nuestros antepasados más cercanos a los primates?

Martín dijo...

Arlequincita: Me olvidaba. Si ya no está la palabra de verificación tan molesta, habrá que ver qué nueva excusa inventan para no dirigirme la palabra en forma más frecuente.

difícil la tipa dijo...

No sé Martín, la última hinchada fiel hasta el romanticismo, creo que es la de Gimnasia (que sea platense es una casualidad).
Si ni acá las cosas son como ayer... ahora sin "la palabrita" con qué desafío mi ansiedad?

eushinashina dijo...

ahhh... me encanta tu paranoia y tu inseguridad... y tu relativa buena autoestima. Me siento identificada.

Julia dijo...

Felicitaciones por el premio.
Recién paso por tu blog y creo que es totalmente merecido.
Saludos

Martín dijo...

Difícil la tipa: ¿Con qué desafiás la ansiedad? Sos de Gimnasia, ¿querés más ansiedad que eso? ¿O ahora que tienen a Madelón están más tranquilos?

Eugenia: Está bueno eso de elogiar los defectos del otro. Me hiciste sentir bien y hasta orgulloso de ser un candidato al chaleco de fuerza.

Julia: No es merecido, pero tampoco motivemos la posibilidad del arrepentimiento.
Gracias por pasearte.

Soff dijo...

jajajaja yo te destaque entre mi lista de enlaces interesantes tmb :P

Martín dijo...

Soff: Muchas gracias.
Lo bueno de vivir en un mundo imperfecto y lleno de desatinos es que algunas personas pueden caer en el error de apreciarte, aunque sea inmerecido.

Soff dijo...

para mi te lo mereces, pero mejor te doy la razón porque podemos estar mil días discutiéndolo. Lo malo de vivir en un mundo imperfecto tal vez sea que la gente que se gana la vida de esfuerzos de otros se crea más de lo que es y que los que realmente se destacan entre los demás por ser talentosos pecan de excesiva modestia xD

Martín dijo...

Soff: No estoy hablando de mí, sólo es un comentario abstracto: ser talentoso no debería ser tan valorado. Es decir, nace alguien con una voz prodigiosa. No hizo nada para tenerla, simplemente la obtuvo. Genética, misterio de la naturaleza, y ahí está el tipo, en medio de un fogón, acaparando la atención de todas las señoritas mientras otro toca la guitarra desde las sombras, después de haber practicado todo el repertorio de Sui Generis durante meses.

La modestia, eventualmente, también puede ser un defecto y no una virtud. Otro día te comento esta idea un poco más extensa en un artículo.

Gracias por el elogio. Me reconforta.